El encanto inconfundible del Aston Martin Vantage

El encanto inconfundible del Aston Martin Vantage
Aston Martin Vantage

La automotriz británica Aston Martin ha presentado una nueva joya en su corona automovilística: el Vantage, creado para aquellos apasionados de los coches de alto rendimiento. Este modelo refleja la esencia de la marca, donde la conducción deportiva y la capacidad de respuesta son pilares fundamentales. Con sus dimensiones compactas, este vehículo se diferencia de su pariente más elegante y pausado, el DB12, apostando por una apariencia más atrevida y un carácter más audaz.

Diseño exterior: una silueta audaz y funcional

El Vantage muestra su linaje Aston Martin con un diseño que emana fortaleza y determinación. Sus líneas suaves están adornadas con elementos audaces reminiscentes de vehículos de pista, resaltando su naturaleza deportiva. La carrocería ha sido ensanchada en 30 mm y las tomas de aire aumentadas en un 38%, buscando no solo un impacto visual, sino también una mejora en la funcionalidad aerodinámica. Esta estética es complementada con tecnología de iluminación Matrix LED y un cuarteto de salidas de escape que subrayan su potencia.

Interior: confort tecnológico y calidad premium

La experiencia en la cabina del Vantage es una invitación al futuro. Materiales de primera calidad se unen a lo último en tecnología para ofrecer comodidad y conectividad. La interfaz de infoentretenimiento de 10,25 pulgadas es compatible con smartphones tanto de Apple como de Android, ofreciendo una experiencia integrada y sin fisuras. Para los amantes de la música, el sistema de sonido Bowers&Wilkins ofrece una calidad de audio superior, con opciones como el sistema Halo de 1170 vatios que elevan la experiencia sonora a otro nivel.

Tren motriz: potencia y precisión alemanas

El Vantage es impulsado por un corazón V8 biturbo, fruto de la colaboración con AMG, que ahora brinda unos impresionantes 665 caballos de fuerza y 800 Nm de par. Esta formidable planta de poder, acoplada a una transmisión automática ZF de ocho velocidades, traduce en una capacidad de aceleración vertiginosa y un manejo que desafía las expectativas.

Chasis: ajustado para el entusiasta

Aston Martin ha refinado el chasis del Vantage para alcanzar una maniobrabilidad superior. Con elementos estructurales adicionales para aumentar la rigidez y amortiguadores rediseñados, junto con una dirección asistida variable, el vehículo ofrece una conducción precisa y emocionante.

Dinámica activa del vehículo: control total al alcance del conductor

El sistema Active Vehicle Dynamics es el cerebro tecnológico que permite al conductor adaptar el comportamiento del Vantage sobre la marcha. Un avanzado control de tracción y una unidad de medición inercial de seis ejes trabajan juntos para proporcionar un manejo excepcional y una respuesta aguda a las acciones del piloto.

Sistema de frenado: seguridad y rendimiento

El Vantage equipa un sistema de frenos de alto rendimiento, con la opción de mejorar aún más la experiencia mediante discos de freno carbono-cerámicos. Estos discos no solo reducen el peso no suspendido del vehículo, sino que también potencian la reactividad y la capacidad de frenado.

Rendimiento: adrenalina y velocidad

El Vantage, con su potente motor de 665 CV, promete emociones intensas, yendo de 0 a 96 km/h en tan solo 3,4 segundos y alcanzando una velocidad máxima de 323 km/h. Un control de lanzamiento ajustable asegura que cada salida sea tan eficiente como emocionante.

El Vantage gt3: pura sangre de competición

Además de la versión de carretera, Aston Martin ha desarrollado el Vantage GT3. Concebido con la tecnología derivada de la Fórmula 1 y en colaboración con Aston Martin Racing, este vehículo de competición ha demostrado su valor en prestigiosos eventos como las 24 Horas de Daytona. Ofrece un rendimiento extremo y una dinámica de conducción pura, que sin duda capta la atención de equipos y pilotos de todo el mundo.