El Valencia persigue al Olympiacos con la mirada fija en el horizonte

El Valencia persigue al Olympiacos con la mirada fija en el horizonte
Valencia Basket

En un duelo que promete ser eléctrico, el Valencia Basket se prepara para recibir, en su fortaleza de la Fonteta, a un Olympiacos feroz en lo que será un enfrentamiento clave en la vigésimo sexta jornada de la Euroliga. La escuadra taronja se lanza a la cancha con la mira puesta en un triunfo que no solo significaría cazar al equipo de Pireo en la tabla, sino también escalar posiciones en la clasificación con una ambición desmedida.

Los valencianos, bajo la batuta de Álex Mumbrú, saltan al parqué con la moral por las nubes tras haber cosechado dos victorias contundentes lejos de su feudo. Primero, sometieron al ALBA Berlín en la liga continental; luego, dominaron al Barcelona en la Liga Endesa, demostrando que cuando logran contener a su rival por debajo de los 80 puntos, su probabilidad de victoria aumenta exponencialmente.

Con nueve jornadas pendientes para el cierre de la fase regular, el equipo naranja se encuentra en una octava posición que sabe a poco, con trece victorias en su haber. Les pisa los talones al séptimo puesto que ostenta el conjunto heleno, y acechan peligrosamente a Panathinaikos, Mónaco y Fenerbahce, equipos que ocupan la cuarta, quinta y sexta plaza, respectivamente. En esta campaña, la élite de los seis primeros clasificados asegura un pase directo a cuartos de final, mientras que del séptimo al décimo lugar se enfrentarán en un cruce previo, un destino que el Valencia Basket ansía evitar.

Los de Mumbrú tienen clara su misión: distanciarse del Baskonia y Maccabi, sus inmediatos perseguidores, y mantener al Partizan, que acecha desde la undécima posición, a una distancia prudencial. La victoria no es solo un deseo, es el primer paso para sellar su permanencia en la competición y continuar soñando con la gloria europea.

Un triunfo contra Olympiacos no solo reafirmaría al Valencia Basket en una posición privilegiada, sino que, dependiendo de otros marcadores, podría incluso catapultarles por encima de los griegos en la clasificación, especialmente al tener a su favor el ‘basket average’ tras una batalla defensiva que les llevó a la victoria en territorio adversario con un marcador de 56-63.

El conjunto heleno, que hasta la fecha ha eludido la derrota en la Fonteta en siete ocasiones, llega con el viento a favor tras encadenar dos victorias consecutivas en la Euroliga, lo que sin duda añade tensión a este choque de titanes.

Las bajas se hacen sentir en ambos bandos. En Valencia, se lamenta la ausencia de Boubacar Toure debido a problemas de espalda, junto con la de Brandon Davies. Por su parte, Olympiacos no podrá contar con la presencia de Nikola Milutinov, su coloso en la pintura, y la participación de Moustapha Fall es una incógnita, a medida que se recupera de su lesión.

Una buena nueva ha revivido el espíritu valenciano: Justin Anderson seguirá defendiendo la camiseta taronja hasta el fin de la temporada, tras alcanzar un acuerdo con el club, una inyección de moral y talento que podría ser decisiva en la lucha por la victoria. Con la Fonteta como testigo, el Valencia Basket está dispuesto a escribir una nueva página en su historia europea. El desenlace, sin duda, será para no perdérselo.