La reina Sofía retoma su viaje: pero ¿cómo se encuentra tras la hospitalización?

La reina Sofía retoma su viaje: pero ¿cómo se encuentra tras la hospitalización?

Hace una semana, la reina Sofía dio la buena noticia de que se había recuperado por completo de la infección en el tracto urinario que la había llevado a permanecer cuatro días en la Clínica Ruber Internacional. Pronto realizará su primer acto oficial en Polonia, demostrando que, a sus 85 años, mantiene la energía y el entusiasmo de siempre.

Del martes 23 al jueves 25 de abril estará en Cracovia para participar en la inauguración de la 36ª Conferencia Global de la enfermedad de Alzheimer organizada por ADI. Esta conferencia servirá para compartir avances clave en la investigación de esta enfermedad y la demencia, que afecta a más de 800.000 españoles y a 44 millones de personas en todo el mundo, y que actualmente no tiene cura.

El viaje a Polonia

A través de la fundación, doña Sofía ha puesto en marcha el Proyecto Alzheimer, el cual incluye la creación de un centro específico, diversas campañas de concienciación y la conexión de familiares con asociaciones de afectados. En el verano de 2022, la reina Sofía se reencontró con Silvia de Suecia, quien también está comprometida con la causa debido a la pérdida de su madre por esta enfermedad. El encuentro tuvo lugar en Salamanca durante el congreso Global Summit Neuro 2020/2022, donde disfrutaron de la música de la tuna y cenaron en un restaurante tradicional.

¿Cómo está la reina Sofía?

Después de su hospitalización en enero de 1968 para dar a luz a su hijo, la reina Sofía ha mantenido una excelente salud gracias a una dieta balanceada y hábitos saludables. A pesar de su gusto por el vino tinto y el chocolate, mantiene un consumo limitado de alcohol. Su última visita a un centro médico fue durante su estancia en el hospital, donde recibió la visita de sus seres queridos, incluyendo a los Reyes Felipe y Letizia, la infanta Elena y su hermana, la princesa Irene de Grecia. Ahora, este viaje a Polonia constituye su primera actividad oficial desde entonces. Su evolución fue rápida, pero se mantuvo en observación por precaución.