¡Revelación cósmica: James Webb descubre los secretos ocultos de la vía láctea!

¡Revelación cósmica: James Webb descubre los secretos ocultos de la vía láctea!
telescopio espacial

El Telescopio Espacial James Webb de la NASA/ESA/CSA acaba de capturar una imagen extraordinaria del denso centro de nuestra galaxia, revelando detalles y características nunca antes observados. Esta imagen incluye una parte significativa de la Vía Láctea, mostrando alrededor de 500,000 estrellas en una región compleja y rica en fenómenos astronómicos.

El enfoque principal de la imagen es la formación estelar conocida como Sagittarius C (Sgr C), ubicada a unos 300 años luz del agujero negro supermasivo Sagittarius A*, que se encuentra en el centro de la galaxia. La fotografía revela un cúmulo de protoestrellas, es decir, estrellas en proceso de formación, que emiten flujos brillantes en infrarrojo dentro de una nube oscura. En el centro de este cúmulo se encuentra una protoestrella masiva, con una masa que supera 30 veces la del Sol, que ya es conocida por los astrónomos.

La imagen fue capturada por el instrumento NIRCam (Near-Infrared Camera) de Webb, que también destacó la emisión a gran escala de hidrógeno ionizado que rodea la parte inferior de la nube oscura, representada en color cian en la imagen. La vasta extensión de esta región, revelada por Webb, ha sorprendido a la comunidad científica, ya que generalmente se asocia con los fotones emitidos por jóvenes estrellas masivas.

La densidad de la nube en la que emergen las protoestrellas es tal que la luz de las estrellas subyacentes no puede penetrar hasta Webb, lo que hace que la región parezca menos densamente poblada de lo que realmente es. El mismo fenómeno ocurre también en las nubes más pequeñas, que aparecen como agujeros en el campo estelar en infrarrojo, señalando también allí la formación de nuevas estrellas.

Esta no es la primera vez que el Telescopio Espacial James Webb proporciona datos únicos y valiosos a la comunidad científica. En el pasado, también ha descubierto algunas de las galaxias más antiguas jamás observadas.

Rubén Fedriani, co-investigador del proyecto en el Instituto de Astrofísica de Andalucía en España, ha compartido su entusiasmo por los datos proporcionados por Webb. Ha descrito el centro galáctico como un lugar bullicioso y tumultuoso, con nubes de gas turbulento y magnetizado donde se forman estrellas. Estas estrellas luego afectan al gas circundante con sus vientos, chorros y radiación. Según Fedriani, Webb ha proporcionado una gran cantidad de información sobre este entorno extremo y los científicos apenas están comenzando a explorar estos datos.

El Telescopio Espacial James Webb, una colaboración entre la NASA, la ESA y la CSA, continúa asombrando al mundo con sus descubrimientos astronómicos. Su última hazaña ha sido capturar una imagen detallada del corazón de la Vía Láctea, una región que sigue siendo uno de los misterios más intrigantes del universo. Esta imagen extraordinaria encapsula alrededor de 500,000 estrellas, ofreciendo una visión sin precedentes de la complejidad y belleza del centro galáctico.